A mi hijo no lo sientas con esa niña

Nueve de la mañana. La música de entrada suena y la profesora observa a los alumnos en la fila, justo antes de entrar a clase. Un padre se acerca y le espeta: “oye, que me ha dicho el niño que le has a sentado con Laura (nombre ficticio). A mi hijo no le gusta nada esa niña, no quiero que se siente a su lado”. La profesora apenas encuentra palabras con las que contestar a semejante ejemplar de homínido. “Hola Antonio (nombre ficticio). Vamos a ver, cada cierto tiempo, los críos van rotando y sentándose con un compañero diferente. Esta vez le ha tocado con Laura”. “¡Pero cómo que le ha tocado¡ Te acabo de decir que no la traga y tú me contestas que es lo que toca, ¿pero tú me estás escuchando?”. Los niños se ponen nerviosos ante el elevado tono y las malas formas del padre. Su hijo se pone a hacer aspavientos y exageradas inspiraciones y espiraciones. “¡Ves cómo se ha puesto! ¡Es que no la soporta, le va a dar un ataque! No puedes sentarlo con esa niña”, insiste el padre sin restar un ápice de tensión a sus palabras, ni bajar el volumen de su voz. Los niños están cada vez más nerviosos. El hijo es un amasijo de tics y exhalaciones. “¿Qué vas a hacer?, como no arregles esto ahora mismo me voy a hablar con la directora.” persiste el padre, terco en sus formas y tonos. La profesora, estupefacta, claudica. “No te preocupes, que lo cambio hoy mismo”.

Esta “anécdota”, por desgracia, se da cada día más en los centros educativos, en los colegios. Padres que no tienen ninguna educación y que tienen hijos que no han conocido nunca límite alguno. Padres que quieren que en clase te comportes de una manera y hagas las cosas como ellos estiman adecuado y que no tienen ningún problema en gritar a un docente delante de sus alumnos, mientras exigen el máximo miramiento para con sus vástagos, a los que jamás han impuesto tarea que no fuera de su agrado.

viñeta

La semana pasada un compañero se puso de baja por depresión tras un suceso con un alumno, un crío que viene de otro colegio del que fue expulsado. Ese día decidió que iba a hacer lo que le saliera de las narices (una vez más). Se escapó de una clase, se negó a entrar, una vez dentro se levantaba, cogía objetos y los lanzaba a los compañeros y el profesor. Lo sacaron entre varios compañeros del aula, agredió a los que le sujetaban, les llamó putas a ellas e hijos de puta a ellos, cabrones, os voy a matar, ya veréis cuando se entere mi padre… Tiene 7 años.

Dos compañeras se tienen que tomar por las mañanas un ansiolítico para poder afrontar la jornada laboral. Los padres de los niños de un curso del cole (al que dan clase estas docentes) presumen de haberse “cargado”a dos profesores, que causaron también baja por depresión, tras las denuncias ante inspección por haber gritado en clase. Una clase donde jamás reina el silencio y nadie escucha sin mediar un grito o la exigencia de silencio. Un curso del que nadie quiere hacerse cargo año tras años y cuyos padres, en cuanto riñen o castigan a alguno de sus hijos, acuden todos los padres a quejarse a dirección y a presionar al profesor responsable.

Ese es el panorama de la educación en España en demasiados centros, porque ya he pasado por muchos. No se trata de metodología, ni de contenidos, ni de formación de docentes. En España la educación tiene un lastre muy grande: la falta de educación. Los padres están criando seres sin normas, sin límites, sin obligaciones, pero, al mismo tiempo, con todo lo que desean. Tiranos de menos de 10 años que hablan a los adultos con desprecio y soberbia, pues han interiorizado que no son figuras de autoridad a las que hay que respetar y obedecer, sino suministradores de objetos y servicios cuya misión es satisfacer todos sus deseos. Hasta que no arreglemos eso, cosa que los docentes no podemos hacer por nosotros mismos, no cambiará el panorama. Y, cada día, va a más.

Anuncios

75 comentarios en “A mi hijo no lo sientas con esa niña

  1. Recuerdo un crió ordenándole al empleado de un bar que le diera un vaso de agua. El del bar le dijo que se lo daba pero que se lo pidiera por favor, el crió de por favor nada y lo peor la madre diciendo que era imposible que pidiera algo por favor. Le dije a la madre que era fácil enseñarle al niño esas cosas, que empezará a darle hostias hasta que pidiera por favor que parará.

    Le gusta a 1 persona

      • Alvaro me encanta tu blog. Te comento que el problema de la educación no es sólo en España, en Argentina sucede lo mismo. Si la ley no es interior no hay posibilidad de controlar a los seres humanos. Estos chicos y chicas, llegan a las escuelas que tienen que desempeñar los tradicionales roles de transmisión de conocimiento, preparación para la vida, atención de demandas materiales de los chicos,, pero por sobre todo, y esta es la novedad, que tienen el desafio de colocar la norma legal y legítima en el corazón de la escuela. Sin esa construcción de legalidad, no hay contexto para procesar y redefinir dia tras día las subjetividades de los chicos y los maestros. La escuela que necesitamos debe construir proyectos, tiene que establecer un reordenamiento psiquico convirtiéndoe en un semillero de subjetividades sociales. Esta acción se expande por afuera del horizonte escolar ya que también tiene que recomponer la subjetividad de los padres, en este sentido la escuela tiene que construir también legalidades en los padres. Tarea ardua no?

        Me gusta

    • No hace falta recurrir a la violencia para educar. Yo fui a un colegio de curas donde la violencia era la norma y te aseguro que con muchos niños no funciono. Creo que un cachete de vez en cuando puede frenar ciertos impulsos, pero a la larga la lección por la que recibió el cachete debe de ser entendida y razonada por el niño sino solo es la educación del miedo.

      Le gusta a 1 persona

    • Que bien, educando con hostias a los niños, luego cuando vayan dando esas hostias por ahí porque no consiguen lo que quieren( cosa que como padre le has enseñado tu porque tú mismo lo haces con el)no nos quejemos, se puede educar sin pegar y te lo dice una madre de un niño con TDAH, que no te puedes llegar a imaginar el día a día con el, y no sé me ocurría jamás pegarle y meno por no pedir las cosas porfavor, simplemente le diría hasta que no lo pidas porfavor no te lo doy y tema solucionado

      Me gusta

  2. A nonimo:siento haberte incomodado con mi comentario ,pero como me dijo una vez un una madre de un alumno que incomodaba ,molestaba ,agredia ,a unaclase de 15 niños y con la que quise hablar…”no te puedo ayudar”
    La “tonteria”que le dije solamente fue :ayudale a tu hijo y de paso te ayudas tú.

    Me gusta

  3. Por estas cosas no lamento haberme jubilado (por otras, si) .” Mire señora, yo a su hijo lo aguantaré un año o dos, pero usted, usted, toda la vida, así que, piénselo” . A más de una se lo dije e la cara.

    Me gusta

  4. Mis disculpas si suena exagerado pero, ¿no deberían valorarse estas situaciones de cara a retirar la custodia? Un par de casos en el telediario y seguro que o la dinámica cambia o servicios sociales se satura con niños no deseados.

    Me gusta

      • Madre mía… estamos hablando de niños eh? Aquí todo dios escúrrelas bulto. Servicios sociales hasta donde llega, llega. Su labor no es educar si no controlar y garantizar el bienestar del niño.
        Los profesores son los responsables directos de los niños seis horas al día cinco días a la semana, son ellos los que deben gestionar la organización de la clase y garantizar también la seguridad y educación INTELECTUAL del niño mientras está en el centro.
        La tarea de educar para la vida y “enderezar el palo” es de los padres y familiares y es ahí donde esta el nido del problema. Que nos pensamos que tenemos reyes y no niños, que además son esponjas y más listos que el hambre.
        Estas navidades lleve a mi hija de un año a ver cortilandia y ante la mirada atenta de padres y niños… el papa de uno de ellos ofreció hostias a otro a grito pelado porque su mujer no dejaba ver a su hijo el espectáculo. El problema es que a los niños no les estamos enseñando a resolver los problemas con educación y hablando, ellos aprenden que si te amenazo te grito y te insulto consigo lo que quiero. Ahí empieza el hilo de la enorme madeja que es la educación de un niño. Empezando por casa hay que poner solución y siguen do por el cole que también hay mucho burro de carga dando clase. La culpa es común y eso hay que asumirlo. Luego si queréis hablamos de quien la tiene más grande.. ( la culpa).

        Le gusta a 1 persona

      • Anónimo, mucho criticar los comentarios de los demás es fácil, porqué no te dejas de postureo ya y aportas algo a este diálogo?

        Me gusta

  5. He estado en la enseñanza 50 años y ya estoy jubilado. Una gran cantidad de situaciones como está que describe el artículo las he llegado a ver y sufrir pero no con tanta frecuencia como ahora.
    No hay la menor duda de que parte de culpa de la deben adjudicar los padres que no ejercen de padres. Otra no menos importante son las leyes y normativas “paridas” por liberados de dar clase (por diversas razones) y teóricos de la educación que no han dado clase jamás. Así, han salido leyes y normas no realistas, teóricas y “buenistas” que no tienen las prioridades correctas y… así nos va.

    Le gusta a 1 persona

  6. Estoy de acuerdo con lo que indica este profesor, ya que en casa lo conocemos. Pero me gustaría mostrar un tercer punto de vista.
    Tenemos una hija de 14 años, nota media de sobresaliente en todas las asignaturas, no por ser superdotada, sino porque trabaja muy duro en clase y en casa. El colegio es caro.
    En clase hay multitud de trabajos en grupo. Los grupos los organizan los profesores para que sean “homogeneos”. Esto implica normalmente que en cada grupo haya un estudiante del tipo que se indica en el articulo.
    Cuando mi hija se queja a los profesores, la dicen que en la vida real va a trabajar con malos compañeros y que tiene que acostumbrarse, o mostrar liderazgo y perseguirles para que trabajen.
    Mi mujer y yo pensamos que esta manera de actuar masacra la motivación de un niño… ¿esto es educar?
    Mi hija tiene carácter, por lo que mi mujer y yo sabemos que un día nos llamaran desde Dirección porque haya dado una mala respuesta a un profesor, o haya dado un tortazo a un compañero de estos.
    Probablemente ese día seremos los padres que gritan a los profesores…, espero no sea así y que reine la cordura por ambas partes.
    Pero es cierto que esta situación nos descorazona, y es antipedagógica para la niña.
    ¿No son los niños y niñas lo más importante en el sistema educativo?

    Me gusta

    • Cuando tu hija empiece a trabajar en 10 años como va a tratar con los compañeros de trabajo que no se lleve bien, con los getas que hay en todos los trabajos, con los jefes malos,etc. ¿También va a llamar a sus padres?
      La respuesta que te han dado en el colegio me parece buena y razonable. Es parte del aprendizaje aprender a tratar con todo tipo de personas y cuanto antes lo haga más fácil le sera en el futuro para relacionarse en todos los ámbitos.

      Le gusta a 1 persona

      • Es fácil poner la responsabilidad de lidiar con compañeros irrespetuosos en los menores. Cuando muchos docentes no saben cómo tratarlos. Y me parece injusto dejarles solos “la vida es así, cuanto antes lo aprendas mejor”. Si tomamos la decisión de que gestionen sus relaciones la responsabilidad del docente es acompañar y darles herramientas para ello. No dejarles solos ante el peligro y quitarse el marrón de encima.

        Le gusta a 1 persona

    • Homogéneo? o Heterogéneo? Y sí, yo creo que es bueno que trabajen con todo tipo de gente, porque tal y como has dicho así es el mundo real. Y en teoría la escuela prepara para la sociedad real en la que vivimos, no un mundo imaginario donde todo es perfecto.
      “El colegio es caro”. Mi pregunta, ¿qué tiene que ver que el colegio sea caro o barato para la calidad educativa? está mejor justificado que los profesores sean “peores” en colegios baratos que en caros? Aparte de ello, si vives en España la educación es GRATUITA!….otra cosa es que pagues por otros conceptos, cuotas de cooperativa, tasas de piscina o actividades extracurriculares…pero las clases son gratis. Así que en realidad por la educación de nuestros hijos no estamos pagando nada.
      Y no digo que no haya profes “malos”, es como en todos los trabajos, hay trabajadores mejores y peores, pero ya me gustaría saber si esos padres que se quejan tanto en sus trabajos son perfectos. Lo que sí parece es que en educación (y en otros sectores curiosamente no ocurre tanto), los padres pueden elegir “personalizar” la educación de sus hijos, diciéndoles a los profesores cómo tienen que dar la clase y cómo tienen que tratar a su hijo/a. Perdona, si fuera por las órdenes de algunos padres, muchos alumnos a los 15 años no sabrían leer ni escribir. Y yo lo que siempre he pensado. Yo como madre si me parece que mi hijo está en un colegio donde los profesores son “malos”, y no estoy de acuerdo con su normativa ni filosofía, le cambio y ya está. No es obligatorio estar en un colegio en concreto. Pero por favor, dejen a los profesores hacer su trabajo!

      Me gusta

    • La respuesta la da usted mismo en la pregunta final.
      ¿O acaso no considera niño o niña a ese pequeño que molesta en clase? Quizás para usted no tenga esa categoría y solo sean niños y niñas los que se esfuerzan, los otros son otra cosa menos importante en el sistema educativo que no merecen atención.
      Por fortuna, el sistema no hace esa distinción, y considera niños y niñas a todos ellos. Y sabe, que esos que molestan necesitan más atención que los que no lo hacen, ya que es lo que les falta en casa.
      Porque los niños y niñas, efectivamente, son lo más importante en el sistema educativo, y no el nivel educativo, que es lo que busca usted.

      Me gusta

    • Pues lo que dice la profesora es real y me parece genial… Si con 14 años no entiende ya “que la vida es así, no la he inventado yo”… Que esperáis? Que termine la carrera y se de de bruces con el mundo? Ojalá a mí me hubieran preparado asi

      Me gusta

    • A la larga, es mejor estar educado en soportar la injusticia que en que se estimule todo tu potencial. Suena duro, nos encantaría un colegio que enseñara de manera libre y amorosa y abierta, pero si lo que hay son seres traumatizados, injustos, egoistas o maleducados, la mejor enseñanza que dar a nuestros hijos es como lidiar con todo ello sin sufrir

      Me gusta

    • Tu que es lo que quieres??poner a tu hija con los más adelantados siempre?? Eso es discriminación. Segundo. Niegas la posibilidad de otros niños aprendan de tu hija y se motiven y de que ella aprenda otras cosas que no son las académicas pero todos en la vida ” listos y tontos” tenemos algo que enseñar y mucho que aprender.
      El profesor tiene razón. Tu hija trabajará con gente peor preparada que ella pero también con mucha gente que lo este muchísimo más. Tu hija tendrá que aprender a ser tolerante y paciente pero claro…. es complicado cuando los padres no lo son

      Me gusta

    • No comprendo en qué sentido esta situación puede perjudicar a tu hija. El objetivo de la educación no es sacar las máximas calificaciones. Además de sacar sobresalientes en esta vida es importante respetar las diferencias y circunstancias del resto.

      Me gusta

  7. Yo doy clases de apoyo a niños en riesgo de exclusión social y, os aseguro, que algo falla en el sistema. No es normal que un niño de 8 años me diga que quiere reventarse la cabeza contra una silla, o que otros piensen que vienen a estas clases exclusivamente “a molestar todo lo que puedan”. Si no hay una figura paterna/materna/tutor con dos dedos de frente detrás… a esos niños les espera un futuro muy negro. Creo que una gran solución sería una asignatura OBLIGATORIA para este tipo de niñ@s conflictiv@s (previo estudio pedagógico y psicológico) a la que acudan NIÑOS Y PADRES para trabajar la inteligencia emocional juntos.

    La educación empieza en casa…si eso falla, no hay nada que hacer.

    Le gusta a 1 persona

    • Habéis pensado que esos niños disruptivos son víctimas de víctimas? son reflejo de la sociedad enferma que tenemos, que cada vez es más fuerte. Esa profesora ha sido, desde mi punto de vista, muy poco educadora. Por supuesto que hay que aprender a lidiar con todo tipo de personas, y hoy día aún más, pero la contestación correcta sería la de que la niña piense qué puede aportar ella al grupo, no ser cada vez más competitiva y a ver quién sale ganando, no es educativo en absoluto, es generar más discriminación, estamos hablando de niños, no sabemos cual será su evolución, no sabemos por qué se portan tan mal, no necesitan más desprecio, necesitan ayuda.

      Me gusta

      • Sí, lo de los niños es consecuencia de, eso está claro, pero la única víctima ha sido la maestra, que se ha comido el marrón. Bastante tuvo con pasar el trago. Que no somos superhéroes, solo personas como tú. La maestra no ha hecho nada, solo cambiar a un niño de sitio.

        Me gusta

  8. Creo que en el fondo gran parte de culpa de lo que está pasando es que muchos niños crecen con muchas ausencias de sus padres, con falta de atención, de modelos,, con fallos en el apoyo emocional. No se trata sólo de proporcionarles casa y comida; la más difícil es estar con ellos, ayudarles cuando se sienten angustiados. Los padres tienen que afrontar situaciones difíciles con trabajos absorbentes que dificultan el estar con ellos y así sin la debida guía, los niños se van asilvestrando y asumiendo que “todo vale”. ¿Se puede cambiar esto? Sí, sin duda pero para curarse un enfermo, lo primero que tiene que saber son dos cosas: que está enfermo y saber qué le pasa.

    Me gusta

    • Por fin alguien que ve el origen del problema, estoy harto de estos discursos sesgados que solo culpan a una parte del problema. Vivimos en una sociedad que nos obliga económicamente a que trabajen todos los adultos de una casa, estos muchas veces no suman ni 6 horas al día con los críos. Está claro que hay padres cansados que prefieren no educar a sus hijos y darles lo que piden con tal de que los dejen tranquilos y profesores estresados que tampoco lo harán pero eso solo son síntomas de lo enferma que está nuestra sociedad. Hace unos 40 años sólo se necesitaba a un progenitor para mantener a una familia de 7 miembros

      Me gusta

  9. A lo mejor también puedes aprender a respetar la voluntad de un adulto y no llevarte las manos a la cabeza cuando algo que pidan choque de frente con tus “valores”

    Me gusta

    • La educación es un valor que debería ser común a todo el mundo. Decir buenos días, hola, adiós, escuchar cuando te hablan, no gritar, no insultar… Son cosas básicas que todos compartimos.

      Me gusta

  10. Pues supongo que habrá padres para todos los gustos, unos más o menos respetuosos, y con más o menos límites en casa, pero lo cierto es que en la etapa de la infancia es cuando los niños están más indefensos en los colegios con un profesor que encasilla, que su misión es enseñar emocionando y a veces desmotiva, dirige las amistades con lo que cree que a el le funciona, pensando en su grupo, sin tener en cuenta la opinión y sentimientos de los niños. En la etapa de infantil yo he visto como una profesora ( con fama de excelente) los ha clasificado por formas, el que encaja con todos, el fuerte, el débil, los ha forzado a relacionarse con grupos que le venían a ella bien que trabajasen, separándolos por colores, y determinando con quien puede o no relacionarse, ubicando a cada niña en grupos de varios niños para un supuesto trabajo colaborativo, con lo cual aisla a las niñas. Y en los recreos tampoco pueden jugar todos solo los del mismo color, porque si llueve y es dentro se revoluciona la clase. Y si no te parece bien, te fastidias, porque es lo que toca. Y yo me he pasado un curso entero mordiéndome la lengua por no provocar una escena como esa, a nadie le gusta que le cuestionen su método, pero cuando ves que a tu niña con 4 años esta triste, porque le obligan a estar al lado (porque tocaba) con un niño que le molesta a diario desatándole los cordones en la asamblea, porque en su casa y en el cole estaba claro que no le habían puesto límites y como mi hija era autónoma y fuerte tenía que soportarlo por el bien del grupo, deseas no ser tan educada y deseas no haberle puesto tantos límites a la niña para que reaccione, pero una se contiene.
    Mi hija es fuerte, no tanto como creía su profesora, porque es sensible y lo superará, pero le han hecho sufrir innecesariamente, decía que se aburría y que en realidad eso de solo hacer fichas si no podía jugar con sus amigas, ni le enseñaban nada interesante que para que iba al colegio, no lo necesitaba, todo lo había aprendido ya en casa o en la guarde. Faltar al respeto no es correcto, pero a veces los profesores juegan a ser dioses, se equivocan y se llevan por delante a los niños, a sus familias y su inocencia.
    Desde luego esa viñeta no refleja los motivos de por qué la madre pide que no sienten a su hijo con fulanito, pero entiendo la frustración que te puede hacer querer perder los papeles viendo a un profesor que abusa de su silla, esa es para mí la otra perspectiva y espero haber podido transmitirla.

    Le gusta a 1 persona

    • Si crees que algo está haciendo mal la tutora de tu hija, lo lógico es que acudas a hablar con ella, en lugar de aguantar hasta explotar. Por supuesto que hay mala práctica docente, pero una cosa no justifica la otra, ni viceversa. La viñeta tiene que ver con la ausencia de límites de muchos, demasiados, niños hoy en día. Son los menos, lo digo siempre, pero hacen mucho más ruido que todos los demás.

      Me gusta

  11. Tengo un hijo que va a cumplir 7 años: pide las cosas por favor; no se levanta de la mesa sin pedir permiso y come correctamente incluso utilizando cuchillo y tenedor, y cuando termina, ayuda a recoger; habla tranquilo y sin gritar; presta atención cuando le hablan y responde si es necesario… Pero, como niño que es, también tiene sus rabietas que, por su edad, no sabe gestionar, y para eso estamos los progenitores, para ayudar a los pequeños. Y para educarlos, también, que los profesores están para transmitir conocimientos. Ningún profesor, ni ninguna otra persona, adulto o niño, tiene que soportar la falta de educación que hoy en día existe. Me quedo de piedra cuando veo, por poner un sencillo ejemplo, a los niños tirando papeles al suelo delante de sus padres sin que estos digan nada (¿lo harán en su casa?). Hay que trabajar con ellos desde pequeñitos (porque el árbol que se tuerce cuando es pequeño, difícil es de enderezar cuando ha crecido) y fijar límites muy claros y ser muy firmes, sin necesidad de violencia. Y en los colegios, estemos de acuerdo o no los progenitores, no quitarle la autoridad al docente delante de los niños, ¡qué barbaridad esa! Tengo amigas maestras que me han contado cómo, en algunos casos, las madres han entrado en la clase diciendo que “no eran nadie para decirle a su hijo lo que tenía que hacer”. ¿¿¿Perdón??? Está claro que los niños y los jóvenes están perdiendo las formas, pero hay que ver detenidamente por qué es así, analizar cómo son los padres/madres, y algo que no se ha comentado, la influencia, la mala influencia, que está ejerciendo la TV desde hace años en todos, pequeños y mayores: el grito, la estridencia, el ruido, el insulto, la mala educación… Y eso llega, no lo duden, y deja poso. Hace poco me preguntaron las orientadoras del colegio de mi hijo si veía la TV, y les dije que muy poco, los fines de semana un ratito, media hora, y lo que yo considero adecuado a su edad, que hoy en día con las nuevas tecnologías lo podemos hacer. El resto del tiempo es juego, parque, pintar, recortar, construir… y aburrirse, que de vez en cuando, también conviene. Eso sí, necesitamos paciencia, pero para eso hemos elegido tener hijos. Si no, mejor tener un jilgero.
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  12. De cada vez las familias actuan peor y hacen ver a sus hijos que esa es la forma de tratar a las personas… nefasto. Pero otro tema es el profesorado… a punto de jubilarae o nuevo y poco formado… tendrian que pasar una semana en el centro que trabajo yo… centro penitenciario de menores donde no es 1 niño maleducado en el aula sino los 30. Si se toman ansioliticos en un colegio que se tomarian en el mio? 10 trankimacines?

    No es una excusa al mal padre o al mal alumno, pero hay que afeontar las cosas, cuando tenemos un problema nos venimos a bajo y tendria que ser lo contrario! Sed fuertes!

    Me gusta

  13. Perdón, pero me ha chirriando mucho eso de los padres y profesores son figuras de autoridad a las que hay que obedecer…. Te has pasado, los padres son padres y los profesores profesores. Una cosa es liderar o dinamizar una clase o una casa /familia y otra meterle en la cabeza a la niños que hay gente a la que hay que obedecer por qué si, porque es así. Igual que el “por favor” como signo de educación. Nos quedamos en las apariencias, clichés y caminos preestablecidos que solo sirven para aborregarnos y homogeneizarnos. Se puede ser educado sin pronunciar por favor y hablando de tu y pedir las cosas por favor y hablar de usted de muy malas maneras.

    Tanto profesores como padres deben ganarse la confianza de lxs niñxs y no esperar que eso venga por establecimiento social. Es cierto que muchos padres no ayudan al favorecer la falta de respeto hacia los profesores y no ayudar a sus hijos a controlar sus momentos mas intensos. Pero creo que la causa es precisamente la educación que recibieron en su día, padres y profesores que exigian muchas veces sometimiento ,que no respeto, sin merecer ni tener la capacidad de ser líder o autoridad de nadie, simplemente por estatus social. Basta ya de añorar la educación pasada sin tener autocrítica ya que los hijos de esa educación pasada son los padres y profesores de hoy….

    Igual si bajamos de un pedestal a los líderes, politicos, padres, profesores y figuras sociales que nos han moldeado a lo largo de la historia y les ponemos en el lugar que les corresponde realmente comprendemos algunas cosas… por ejemplo: Churchill, ¿Gran estadista O megalómano despreciable? Para mí la segunda pero históricamente la primera….a lo largo de mi vida académica aproximadamente la mitad de los profesores no se les debería haber dejado dar clase ni poner como modelo de los chavalxs que íbamos a clase.

    Perdón por la parrafada…

    Me gusta

    • No, no me paso. Son figuras de autoridad, lo dice la ley: “la autoridad parental es el conjunto de facultades y deberes, que la ley otorga e impone al padre y a la madre sobre sus hijos menores de edad o declarados incapaces para que los protejan, eduquen, asistan y preparen para la vida, y además, para que los representen y administren sus bienes”. “La presente ley tiene por objeto reconocer la autoridad del profesorado y fomentar la consideración y el respeto que le son debidos en el ejercicio de sus funciones y responsabilidades”.

      Ganarse la confianza sí, el respeto es algo que se tiene que tener desde el principio. Si no, no es respeto.

      No se añora una educación pasada, se está perdiendo la educación, que no es lo mismo.

      Me gusta

  14. Si obligasen por ley a los padres a pagar los seis mil euros al año que vale la plaza escolar que sus hijos desperdician por falta de interes y educación traída de casa en un par de años teníamos unos niños educadísimos atendiendo al profesorado debidamente…

    Le gusta a 1 persona

    • Pues mira, Anónimo, no estoy muy de acuerdo contigo. ¿En serio crees que los niños que van a colegios privados, cuyos padres pagan una pasta, tienen mejor educación? Tengo una conocida que es profesora de matemáticas en bachillerato privado y me cuenta la desidia y pasotismo de algunos chavales que directamente le han dicho: “profe, no me interesa tu asignatura, yo vengo porque me obliga mi padre. A mí lo que me gusta es la literatura”. ¿Y ella qué hace? Pues imagínatelo.

      Me gusta

  15. Quizás la situación actual es el resultado de la educación recibida en la generación de los padres de hoy por los padres de ayer. Creo que es un problema muy profundo y de difícil solución aunque al mismo tiempo pienso que poco a poco se llegará a subsanar. Confiemos en nuestros hijos hoy, enseñemosles ante todo respeto y educación y también a transmitirles a sus compañeros “conflictivos” la existencia de unos valores diferentes a los que ven en sus casas para que por lo menos el día de mañana, cuando sean padres, puedan recordar que hay otra manera de educar diferente a la que vivieron en sus hogares. Creo que es tiempo de sembrar para mañana y confiar.

    Me gusta

    • Pero nadie está sembrando nada. Si no se ponen normas y límites, lo que se está haciendo es echar las semillas al viento, a ver si alguna agarra y crece. Eso no es educar, es la ley de la selva.

      Me gusta

  16. Cuando un padre y una madre matriculan a un niño de tres años en un colegio deberían asistir a una escuela de padres/madres. Muchos piensan que tener un hijo es echar un polvo, esperar nueve meses y que siga creciendo por generación (educación) espontánea.

    He visto una familia que al matricular a su hija de tres años ya exigía que se quedara en el colegio desde las 7 de la mañana a las 5 de la tarde. La niña, ahora, es insoportable para sus compañeros, para su familia y para sus profesores.

    En un centro que conozco casi todos los niños sufren el síndrome del hijo único (aunque no lo sean) y esos niños hacen sufrir a sus maestros.

    Escuela de padres, que la mayor parte de los que lo son, no saben serlo.

    Le gusta a 1 persona

  17. Parece mentira que se esté hablando lo que se está hablando. Pero por favor, que no nos olvidemos los padres, la obligación de educar, de serenar, de enseñar a ser limpios, ordenados, solidario, de enseñar a trabajar en equipo, en resumen, lo que se entiende por ser buena gente, es nuestra. Los maestros pueden ayudar y hay maestros que ayudarán mucho y otros que ayudarán menos y otros que no ayudarán nada. Pero la obligación de los maestros, principalmente es enseñar cultura, enseñar matemáticas, enseñar física, química, lengua, educación física, medio ambiental, religión, etc. enseñar. Pero, repito, nosotros somos los que tenemos que educar, los padres. Hasta ahí podíamos llegar, que descarguemos toda nuestra responsabilidad sobre los maestros.
    Creo de deberían enseñarnos,también en la escuela, lo que significa y la responsabilidad que conlleva el ser papá y mamá y también creo que deberíamos de escuchar de vez en cuando a un señor que también es padre y ha hecho y hace mucho por los muchachos, que es el juez Calatayud. Escuchar de vez en cuando una conferencia suya.
    Pero, por favor, no exijamos a los maestros lo que nosotros tenemos que hacer en casa.
    Aunque sólo sea por el bien de nuestros hijos, y nada menos.

    Me gusta

    • Por cierto, además de padre de una mujer y dos hombres, me dedico desde hace más de 32 años, y este no ha sido mi único trabajo, a la educación especial y en atención directa, como monitor de un taller de vivero e invernadero. Para mi una de las mejores Universidades de este país.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s